Salva: fue muy fácil fotografiarle. Guapo, sonriente y muy pícaro. De vez en cuando me miraba con un mohín divertido y me sacaba la lengua para después ponerse muy serio en su papel de modelo: ¡todo un figura al que le sobran ojos y pestañas!

Fotógrafos niños y bebés en Granada
Fotógrafos niños y bebés en Granada
Fotógrafos niños y bebés en Granada
Fotógrafos niños y bebés en Granada
Fotógrafos niños y bebés en Granada
Fotógrafos niños y bebés en Granada
Fotógrafos niños y bebés en Granada
Fotógrafos niños y bebés en Granada
Fotógrafos niños y bebés en Granada