Iris con veinte días no quiso dormir prácticamente nada en su sesión. Era dejarla sobre el puf y se despertaba. Tuvimos que intentarlo de nuevo al día siguiente y entonces sí que salió su vena de modelo.  Mirad que carita.
Fotógrafos recién nacidos y bebés Granada
Fotógrafos recién nacidos y bebés Granada
Fotógrafos recién nacidos y bebés Granada
Fotógrafos recién nacidos y bebés Granada
Fotógrafos recién nacidos y bebés Granada
Fotógrafos recién nacidos y bebés Granada
Fotógrafos recién nacidos y bebés Granada