Ella es Helena, un torbellino que al principio no paraba de llorar y que, cuando se arrancó, tampoco. paraba de reir.  Además, decidme que fue casualidad, pero fue empezar a sonreir y salió el sol cuando había estado toda la tarde nublado y lloviznando. Un encanto de niña y de familia.

Fotografos bautizos Granada
Fotógrafos bautizos Granada
Fotógrafos bautizos Granada
Fotógrafos bautizos Granada
Fotógrafos bautizos Granada
Fotógrafos bautizos Granada
Fotógrafos bautizos Granada
Fotógrafos bautizos Granada