A Paula la conocí estas Navidades pasadas cuando quedamos para fotografiar a su entonces única hija Adriana y ya me pareció una mujer guapísima. Pero el día de la sesión he de decir que estaba radiante.  No hay más que mirar el brillo tan especial que tiene en la mirada para decir que, sin lugar a dudas, Paula está feliz. Desde aquí enhorabuena a los tres, Alejandro es muy afortunado de tener una familia como la vuestra.
Fotógrafos embarazadas Granada
Fotógrafos embarazadas Granada
Fotógrafos embarazadas Granada
Fotógrafos embarazadas Granada
Fotógrafos embarazadas Granada
Fotógrafos embarazadas Granada
Fotógrafos embarazadas Granada
Fotógrafos embarazadas Granada
Fotógrafos embarazadas Granada