Ahora le toca el turno a Eva. Compartimos con ella los momentos de la peluquería y después la acompañamos a su casa. Estaba radiante.

Y esta es la cara que pusieron sus sobrinos cuando la vieron vestida.