Esta sesión es muy especial para mí. Valentina fue mi primera cliente bebé. Aún recuerdo la voz de su madre al otro lado del teléfono preguntando ¿Okoa fotografía?. En ese momento el corazón se puso a mil y fui la mujer más feliz del mundo. Desde entonces llevo dos años fotografiándola y cada vez que quedo  con ellas vuelvo a pensar lo guapa y lo pizpireta que es. Y me alegro cuando veo sus avances y reconozco sus sonrisas. En este tiempo también he podido conocer un poquito a Elvira, su madre. En verdad que es una mujer excepcional, fuerte y luchadora donde las haya. Desde aquí les mando todo mi cariño a las dos y todos mis mejores deseos para sus proyectos.

Fotografos niños Granada

Fotografos niños Granada

Fotografos niños Granada

Fotografos niños GranadaFotografos niños GranadaFotografos niños Granada

Fotografos niños Granada

Fotografos niños Granada