Blanca no paró quieta un momento en toda la sesión. Le chiflabla dar vueltas con su vestido y enseñarme los pasos de ballet que está aprendiendo. Es tan encantadora que te quedas embobada mirándola y tiene un punto tan dulce y tan pícaro a la vez que resulta irresistible.

 

Fotografos niños y bebes Granada Fotografos niños y bebes Granada Fotografos niños y bebes Granada Fotografos niños y bebes Granada Fotografos niños y bebes Granada Fotografos niños y bebes Granada Fotografos niños y bebes Granada OKOA5901 copy